Pinamar Entrelaza el Aroma de Pinos con la Brisa del Mar

Publicado el Por Laura Vaillard

Pocos lugares tienen un nombre tan preciso como Pinamar, una ciudad costera rodeada de pinares que entrelazan su aroma a resina fresca con la brisa marina, donde los viajeros pueden disfrutar tanto del bosque como del mar.

En verano, el sol baña las playas y la ciudad vibra con la vitalidad de los turistas, mientras que en invierno las solitarias hojas tiritan agitadas por el viento frío y las olas del mar se divierten bailando el Vals con la arena.

Sin el calor del verano y con la juventud ausente, en invierno Pinamar no es el típico lugar de playa al que se va de vacaciones. Sin embargo, no pierde su encanto y se convierte en el lugar ideal para descansar y recargar las energías necesarias para sobrevivir en la frenética Buenos Aires.

A la hora de regresar a la rutina, hay quienes prefieren salir después de almorzar para evitar los embotellamientos que se forman en la entrada a Buenos Aires.

No obstante, a veces vale la pena salir más tarde para presenciar cómo el sol se sonroja entre nubes violáceas para luego zambullirse en la Laguna Chis-Chis hasta el día siguiente.

Un cierre ideal para un fin de semana de tranquilidad.

Seguime en:

Vida Surrealista de Un Viajante Sin Guía

Deja una respuesta