Bruselas: introducción a su cultura y gastronomía

Texto y Fotos: Melina Softa

La capital de Bélgica es un lugar muy llamativo en varios sentidos. Uno de sus puntos a favor lo obtiene de su interesante cultura, pero el ganador por excelencia es la gastronomía. A continuación encontrarán algunas de las cosas que necesitás saber sobre Bruselas, su comida, su música, y su cultura.

 

Gastronomía

La cerveza: no alcanzaría una vida entera para probar todas las cervezas belgas, ya que hay más de 1.000 variedades. Uno de los lugares más económicos para tomar algo es Celtica (sus precios varían según la hora- antes de la medianoche es más barato), y suelen pasar partidos de football. A su vez, hay bares donde te dan distintos tipos para degustar y, así, podés hallar la que más te guste. Si querés animarte con una, la Girardin es una buena opción. ¡Salud!

Las papas fritas: ¿se te hace agua la boca? Las papas fritas belgas son las mejores, sin ninguna duda. El secreto es que son cocinadas dos veces a distintas temperaturas. Hay muchas tiendas que las venden, especialmente alrededor de la Grand Place. Yo las disfruté mientras caminaba por las calles (¡pero todo lo bueno termina!). Un tip: cuando te pregunten si querés alguna salsa, pediles que la pongan aparte, de otra forma no vas a poder terminarlas y se van a humedecer. Preguntale a algún local en dónde venden las mejores, ya que hay algunas que no cumplen con los estándares belgas. ¡Bon appetit!

Chocolate y gofres: en la zona de la Grand Place abundan las chocolaterías. ¡Es difícil resistirse! Date el gusto y probá el que más te tiente. En general, se venden por peso, y los hay de todos los tipos. Los bruselenses no suelen comprarlos ahí: son más caros, por lo que optan por chocolates del supermercado (son igual de ricos). En cuanto a los famosos gofres, por lo que escuché, la manera en la que se los venden a los turistas, no es como lo comen los locales. Vas a ver gofres con kilos de fruta, crema, helado, y cualquier cosa imaginable encima, pero los belgas lo comen sólo con azúcar y con cubiertos (¡no con las manos!).

 

Cultura

Música y entretenimiento: en Bruselas hay mucho movimiento cultural, especialmente por la noche. Hay una zona a la que se le dice “la zona de los bares marrones”, que son considerados típicos bares belgas. En su mayoría, están concentrados en la Rue de Flandre. Por otro lado, hay muchas opciones para disfrutar de buena música: bares de jazz, u otros sitios donde hay bandas o Djs en vivo para entretenerte mientras probás un nuevo tipo de cerveza.

La ciudad del cómic: por si no lo sabías, Bruselas es la meca del cómic. Caminando por sus calles (alejándote de las zonas más frecuentadas por los turistas), te encontrás con cómics dibujados en las paredes y negocios dedicados a su venta. Hay un Museo del Cómic para aquellos interesados, que tiene también una sala de lectura con una gran oferta de cómics en muchos idiomas.

Museos: si querés ser un gran conocedor de la cultura de esta ciudad, y de Bélgica en general, te recomiendo dedicar al menos un día a recorrer sus museos. En mi caso, decidí ir al Museo Magritte, porque probablemente sea mi artista favorito. Cuando llegué, había un ticket combinado, que incluía también los museos Oldmasters y Fin-de-Siècle, por 1€ más, por lo cual terminé viendo un poco de todo (entrada combinada para menores de 25, 3€). Podés ver el resto de las tarifas en este link.

Arquitectura: deleitate con los edificios que hay en esta ciudad, empezando, por supuesto, por los de la Grand Place, que son de estilo gótico. Un ejemplo es el Ayuntamiento de la ciudad. Hay muchos estilos en distintas partes de Bruselas; basta con mirar el Atomium, el Palacio Real, y la Catedral.

Informate acerca del “mix cultural que hay en Bélgica”: cada región tiene su propio idioma. A grandes rasgos, el norte habla neerlandés, el sur francés, y hay una pequeña región al este que habla alemán. En Bruselas, tanto el neerlandés como el francés son idiomas oficiales. Según mi experiencia, todos manejan el inglés (y en ocasiones también el español), ¡así que tenés idiomas para elegir!

Pin It on Pinterest