Mitzpé Ramón, la creatividad del desierto

Texto y fotos: Laura Vaillard

El desierto es el lugar ideal para poner a prueba a los creativos, decía Ben Gurion, el primer Primer Ministro de Israel. Por eso se mudó a este territorio inhóspito tras haberse jubilado ya que pensaba que era un lugar propicio para que florezcan ideas innovadoras y evolucionarias.

Al visitar Mitzpé Ramón (1951) al sur de Israel, uno comprende e significado de estas palabras de este pensador. El nombre del pueblo hace referencia a “Mitzpé”, que en hebreo quiere decir mirador, y a Ramón que es el nombre del cráter más importante de la zona del Negev.

Desde Mitzpé Ramón, una elevación de tan solo 300 metros se puede observar la vastedad del paisaje escupido por años entre el viento y el agua en la época de lluvia. Su silencio y su vastedad ayudar a limpiar la mente de todo pensamiento, y el calor, activa el espíritu más salvaje y primitivo ayudando a activar la imaginación.

Lo que sucede en el desierto sólo puede ser comprendido por los que lo visitan. Su austeridad y ausencia de “vida”, es lo que lo hace tan cautivante. A primera vista no se ve nada más que arena, rocas y algunos arbustos bajos, pero con el tiempo, el ojo supera la homogeneidad de los colores y comienza a observar lo que efectivamente está pasando: se pueden ver grupos de Ibex (antílopes) escalando las laderas en busca de sombra, lagartijas que se escabullen entre las rocas para escapar el calor, aves carroñeras que aprovechan el aire caliente para planear entre los precipicios para divisar su próxima víctima.

Si uno se queda en silencio (preferentemente bajo la sombra), también puede escuchar un frágil murmullo que nos dirige hacia alguna pileta de agua, que según la época del año, puede ser más o menos grande.

Si visitan Mitzpé Ramón en el verano como nosotros, durante el día van a sentir que el calor es insoportable. A pesar de que hay muchos pasajes para recorrer el cerebro lo único que pide el agua y sombra, quitándote ganas de aventurarte más en sus maravillas. Sin embargo, a la noche, baja considerablemente la temperatura y se convierte en el lugar perfecto para disfrutar la naturaleza y olvidarse por un tiempo que es época estival.

Si quieren inspirarse y observar paisajes de otro mundo, ¡este en un lugar que no se pueden perder!

Enviar comentario