Crimen y castigo, la exposición de una mente perturbada

Teatro Buenos Aires

Escrito por: Laura Vaillard

La interpretación de las obras clásicas es siempre muy difícil de evaluar, y más cuando se trata una adaptación para el teatro experimental. Crimen y Castigo de Fiódor Dostoievski (1821-1881), es considerada una de las novelas más grandes de la literatura de todos los tiempos y tiene una complejidad en sí misma, que inevitablemente, se traslada a las tablas.

En primera lectura, resulta difícil de leer e interpretar, a pesar de que Dostoievski logra transportarte al lugar con sus palabras, ver a cada personaje e incluso oler los sitios por dónde camina. Sin moverse de su hogar, uno se convierte en un testigo omnisciente de lo que está pasando, aunque perdidos en la locura mental del protagonista, es difícil de entender lo que realmente sucede.

Algo similar sucede con la puesta en escena de Crimen y Castigo, adaptada y dirigida por Martín Barreiro en el Teatro El Convento (Reconquista 269, Capital Federal, Argentina). El objetivo de la adaptación no es reproducir la novela, escrita en 1866, ya que eso es imposible, sino reconstruirla desde la mente del protagonista.

 

De qué se trata la obra

Creyéndose un hombre extraordinario, Raskolnikov ejecuta un plan para matar y robar a una vieja prestamista, argumentando que libra al mundo de un parásito sin valor. Sin embargo, son dos asesinatos los que comete. Entonces su plan comienza a desmoronarse. Desafiando la ley humana, que tratará de hacerle pagar por sus crímenes, Raskolnikov encuentra en su tortuoso camino la justificación ideológica de su curiosa forma de justicia. Pero también el lazo que la culpa aprieta alrededor de su cuello, de la que sólo podrá escapar eligiendo el camino del arrepentimiento.

 

Del libro a la puesta en escena

El hecho de que la obra se lleva a cabo en un viejo convento brinda una dimensión especial a la interpretación que ayuda al espectador a viajar rápidamente al siglo XIX, la época en la que transcurre la obra.

“A través de la música y el movimiento grupal, como rasgos sobresalientes de la puesta en escena, nos adentramos en la pesadilla de Raskolnikov, un ex estudiante luchando con las deudas y la desilusión en los tugurios de una gran ciudad”, explica el director Martín Barreiro. “Ponemos en escena “Crimen y Castigo” porque ilumina el alma humana y las oscuras leyes que a veces la gobiernan. La obra maestra del gran autor ruso se convierte en una disección atemporal del subconsciente, escrita en un momento en que este término ni siquiera había sido inventado”, asegura.

Por momentos, Barreiro resuelve los cambios de escenario de manera extraordinaria, acompañados por una fantástica coreografía de movimientos orquestados por un grupo de actores que trabajan cómodamente juntos. Mientras que en otras instancias parecen excesivos e aleatorios. No obstante, resulta interesante ver cómo se las ingenia para traducir a un lenguaje teatral una novela tan enmarañada como la es Crimen y Castigo.

 

Crimen y Castigo

Teatro El Convento

Sábado 21 hs.

Reconquista 269 – CABA

www.teatroelconvento.com.ar

Informes y reservas: 4264-1101

Entrada General $180 Desc. a jubilados y estudiantes $150.

 

Ficha técnica:

Actúan por orden de aparición:

JONATHAN DI COSTANZO (Raskólnikov), PAMELA CARO (Dunia), OSCAR SANDOVAL MARTÍNEZ (Inspector), MIMI FERRARO (Madre), FABIO VERÓN (Marmeladov- Svidrigailov), JAVIER ALTAMIRANDA (Luzin), MATÍAS ZAS (Dimitri), NINA GIANUZZI (Helena – Catalina), GABRIELA CAPONETTO (Isabel-Anastasia), TAMARA MALANO (Sonia), JEREMIAS FERRO (Zamertov) y GRACIELA ROVERO (Dama)

 

ESCENOGRAFÍA, VESTUARIO Y DISEÑO DE LUCES: MB-MB (Martín Barreiro)

PRENSA: LAURA CASTILLO

Adaptación, puesta en escena y dirección general: Martín Barreiro.

Pin It on Pinterest