Una familia feliz, ¿realidad o ilusión?

Escrito por Laura Vaillard

¿Qué es la felicidad? ¿Una ilusión o una realidad? ¿Si uno se cree feliz mientras que el resto percibe que sos miserable, sos realmente feliz?

Estos son sólo algunos de los cuestionamientos que plantea, “Una familia feliz”, una pieza de humor negro de Javier Naudeau bajo la dirección de Federico Buso que se presenta todos los sábados a las 21 hs en Espacio Callejón desde el 9 de marzo de 2019.

Raquel, en su afán de construir una familia y brindarle una figura paterna a su hijo Germán, le abre las puertas a su amante Daniel, un buscavidas a quien le resulta atractivo tomar el papel a cambio de rédito económico.

Con la llegada de Daniel no tardar en aparecer las rispideces entre los personajes, y las distintas percepciones de la realidad: la felicidad alegre y subida de tono de la madre, cómoda y conveniente del padrastro pasajero, y pesarosa y sobre exigente de un hijo que toma más responsabilidades de las que debería a su edad.

Los personajes están tan bien compuestos que, desde el inicio, su postura transmite su miseria. Prácticamente no hace falta que hable Daniel para que nos vemos cuenta de que es inevitablemente chanta. Basta con verlo a Germán chateando escondido debajo de la mesa del living para notar su tristeza reprimida. Es suficiente con verla a Raquel hablándole al televisor con un vaso de whisky y camisón a cualquier hora para percibir su desconexión con la realidad.

Una familia feliz es una reflexión sobre la familia actual y los avatares cotidianos, disfrazada de comedia. Se trata de una obra para disfrutar y reirnos de nosotros mismos, de nuestra felicidad construida a base de mentiras autoimpuestas que maquillan el alma con un aplauso de pie a los actores, la idea y la dirección.

 

Una familia feliz

Espacio Callejón

Humahuaca 3759 – CABA

Sábados a las 21 hs

Localidades: $ 350.-

 

Ficha técnico-artística

Autor: Javier Naudeau

Dirección: Federico Buso

Elenco: Heidi Fauth, Diego López Domínguez, Pedro Maurizi y Rodrigo Paredes

 

Deja un comentario