Surry Hills, del lugar más hípster de Sídney al mejor café de Buenos Aires

Escrito por Laura Vaillard

Surry Hills, es el barrio hípster y cafetero de Sídney, Australia. Con sus subidas y bajadas, sus cafés de especialidad y sus restaurantes es, sin dudas, uno de los barrios más concurridos por turistas y amantes del buen vivir. Inspirados en este espíritu moderno, cuando Tati Weiman y Feli Vessena Calahorrano regresaron a vivir a Argentina, decidieron materializarlo en Palermo. De esta forma, ahora, Buenos Aires también tiene su propio Surry Hills.

Se trata de un hermoso y acogedor espacio donde las personas pueden ir a disfrutar de una taza de café de autor (el flat white es la especialidad de la casa) y de comida con impronta australiana. Su carta de brunch y desayuno incluye desde carrot cake y rol de canela, hasta huevos benedictinos. También trabajan con muchos productos orgánicos y con panes de masa madre. Para los que no toman mucho café, como es mi caso, les recomiendo el chai latte o la jarra de limonada.

Cada detalle Surry Hills tiene su condimento propio: desde la pared, que incluye a sus clientes estrella, hasta las sillas que pertenecieron a un viejo cine de Necochea, la ciudad en donde solía veranear Feli.

¡Y no nos olvidemos de la historia detrás de cada taza de café! Ya que allí confluye toda la experiencia que Tati y Feli ganaron trabajando en diferentes cafés de Australia, Asia y Andorra. Feli, es un verdadero anfitrión y se toma el tiempo para pasar por las mesas para saludar a los visitantes, ofrecer algún consejo cafetero y contagiar su pasión, sea en español o en inglés.

Más allá de todo lo que pasa en nuestro país, este tipo de historias demuestra que en Argentina, los sueños también pueden hacerse realidad.

Si están paseando por Palermo, y no saben a donde ir, los invito a pasar por Surry Hills:

Jorge Luis Borges 1842, Palermo, Buenos Aires, Argentina.

También pueden seguirlos en sus redes: @surryhillscoffee

Deja un comentario