Chinchón y su sabor

Chinchón y su sabor

Texto y Fotos: Melina Softa Cuando fui a Chinchón, me tomé un bus desde la estación de Moncloa, en Madrid, y disfruté enormemente el camino, que se me hizo corto, al igual que el de Toledo. Veía cómo la ciudad iba haciéndose más y más pequeña a medida que nos alejábamos, pero siempre seguía ahí, inamovible. Fue una visita corta, de pocas horas. Es un pueblo minúsculo que se destaca por sus casas blancas, paredones de piedra, y la unicidad de su Plaza Mayor, donde predomina el color verde de los balcones de los edificios, y las banderas de España que cuelgan de ellos. Me senté por un tiempo a comer un sándwich que me había llevado, y admiré sus edificios y su gente. Estaba muy concurrido aquel día; me enteré más tarde que había corrida de toros y por eso habían llevado asientos y vallas de madera. Las personas estaban sentadas en la mesa, comiendo y hablando con sus acompañantes. Nadie iba solo. Cuando terminé mi comida emprendí una caminata y me aseguré de pisar cada calle de aquel pueblo. Apenas puse un pie fuera de la Plaza, no vi ni un alma por un buen tiempo, hasta que me encontré con un patio que estaba al lado de una Iglesia, donde había un grupo de jóvenes músicos tocando y siendo dirigidos por un director de orquesta. Los padres observaban, y quienes caminaban por allí decidían quedarse a escuchar, como lo hice yo. Continúe perdiéndome en Chinchón y descubriendo rincones y negocios adorables. Prontamente me encontré con una calle que iba en subida, hasta la Parroquia de la...
Madrid Como Una Local: Parte II

Madrid Como Una Local: Parte II

Texto y Fotos: Melina Softa La semana pasada leyeron la primera entrega, Madrid Como Una Local: Parte I, donde escribí sobre el enriquecimiento cultural y los amigos que hice durante mi intercambio académico. Hoy les traigo la segunda.   La ciudad. ¡Ay Madrid! Por más de que medio año no parezca mucho, la intensidad con la que lo viví tuvo un efecto fascinante sobre mí. Madrid tiene mucho de Buenos Aires, tal vez será eso, pero siempre la sentí mía. La energía que desprende la capital española es electrizante. La Gran vía, los cafecitos (la posibilidad de disfrutar un delicioso café con leche por una moneda), el Retiro, el Rastro, Atocha, la ciudad por la noche, construyen de a poco la frase “De Madrid al Cielo”. Desde un punto de vista más práctico, Madrid es muy cómoda para vivir. El sistema de transporte público es estupendo, hay ciudades como Toledo a menos de una hora de distancia, y está la posibilidad de hacer escapadas a la sierra y llegar en pocos minutos. Se puede hacer algo tan inimaginable como ir a África en menos de tres horas. Es un lugar ideal para recorrerlo a pie. Muchas veces caminé de una punta a la otra de Madrid y no tardé más de una hora. Cuando el frenesí de la ciudad es abrumador, siempre se puede viajar a cualquier punto de Europa por poco dinero, con las aerolíneas low cost (¡mi amiga Didi consiguió pasajes a París por siete euros!). Cuanto más lo pienso, más me doy cuenta que todas estas cositas hacen a la magia madrileña. En cada esquina descubría edificios increíbles como la Catedral de la Almudena...
Madrid Como Una Local: Parte I

Madrid Como Una Local: Parte I

Texto y Fotos: Melina Softa Un día decidí hacer un viaje distinto, con los ojos vendados, sin certezas, sin expectativas, sin una ruta trazada. La única condición era viajar desapercibida, ser una local más, ver con otros ojos. Lo que me permitió materializar la idea fue hacer un intercambio académico, un cuatrimestre de mi carrera en el extranjero. Después de una interminable odisea burocrática, la universidad que mejor se adecuaba a mis necesidades estaba en Madrid, España. Así que, antes de darme cuenta, estaba armando las valijas y tomándome un vuelo al Aeropuerto de Barajas, sola, sin pensarlo demasiado. El sino ya estaba escrito: este viaje sería un antes y un después en mi vida, y hoy acá lo escribo, a modo de reflexión.   La Cultura Al principio, juzgué sin saber, lo admito. Pensé que España no me traería nada nuevo culturalmente por el simple hecho de que se hablaba el mismo idioma que en Argentina. ¡Qué equivocada estaba! En primer lugar, se llama “intercambio” por algo. Por más que haya ido a Madrid, conocí de cerca otras culturas además de la española. Por ejemplo, solíamos hacer “intercambios gastronómicos” con nuestras amigas chinas. Ellas nos cocinaban su comida y, en otra ocasión, nosotros les preparábamos platos de cada uno de nuestros países. Así, nos conocíamos mejor a través de la cultura, y salíamos de nuestras minúsculas burbujas. Por otro lado, por más que los españoles y los argentinos nos parecemos en muchas cosas, hay otras que me sorprendieron, como la venta de cerveza en la facultad y en los locales de comida rápida, o que los autos frenen...
Toledo en un Día

Toledo en un Día

Toledo se encuentra en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, en España, aislada por el río Tajo. Es una ciudad pequeña que encierra la eternidad dentro de sus murallas, y seduce con sus numerosos encantos a quien la visita, a tan sólo 73 Kms de Madrid. Una guía para visitarla en un día.

San Lorenzo de El Escorial y su increíble Monasterio

San Lorenzo de El Escorial y su increíble Monasterio

Texto y Fotos: Melina Softa San Lorenzo de El Escorial es un municipio de la provincia de Madrid, situado en las laderas del monte Abantos a tan solo 51,9 km de la capital española. La estrella del lugar es el Real Monasterio, cuya majestuosidad es genuinamente impactante. Lo mandó a construir Felipe II como sitio de descanso para los cuerpos de la familia real. A medida que lo fueron edificando, sus fines fueron cambiando y pasó a tener otras funciones, entre ellas la de un centro cultural. Por muchos años una comunidad de monjes jerónimos vivió allí. Con la desamortización de Mendizábal se descuidó el Monasterio, hasta que San Antonio María Claret y los agustinos lo revivieron. En la actualidad, es el hogar de un grupo de agustinos que se guía por lo que dictaba Felipe II: la armonía entre fe y razón, y entre cultura y religión. A sus alrededores hay unos árboles que contribuyen a definir una estética enceguecedora por su belleza, además de unos paredones sobre los cuales se observan los jardines del Monasterio y un panorama que te quita el aliento, en el horizonte. Las puertas son imponentes, de color negro y con detalles dorados. Dentro, hay patios lindísimos, con fuentes de agua y estatuas que cuelgan de los techos. En cada pasillo hay obras de temática religiosa que son exquisitas en su esencia. El corazón del Monasterio es la Basílica, un templo renacentista construido por Juan de Herrera; un lugar calmo que invita a uno a quedarse allí un rato, admirando el silencio y la divinidad que consigo trae. Un sitio de gran atractivo...
Ritmo ciudadano por Madrid, Londres y Buenos Aires

Ritmo ciudadano por Madrid, Londres y Buenos Aires

Por: Laura Vaillard Como usuario frecuente del transporte público, cuando viajo es inevitable comparar cómo viajamos en un lugar y otro. Se ve que el fotógrafo Facundo Pechervsky, quien pasa sus días entre Buenos Aires y Madrid, tiene una inquietud similar. Por eso aprovechó sus viajes a Buenos Aires, Madrid y Londres para fotografiar en “Ritmo Ciudadano” de cada ciudad. ¡Espero que les gusten las...
Página 1 de 41234

Pin It on Pinterest