Viajando por el Subconsciente con el Club del Silencio en Buenos Aires

Viajando por el Subconsciente con el Club del Silencio en Buenos Aires

Acostumbrados a vivir sobre el tren del apuro, muchas veces nos cuesta hacer una pausa, sea por “falta de tiempo” o de costumbre, o porque la misma inercia de nuestra aceleración nos lo impide. Por eso me gustan tanto lugares como el Club del Silencio que te obligan a parar, a disfrutar del silencio y compartir tiempo con uno mismo. Como bien explica Shoni Shed en los flyers, “El Club del Silencio” es un recital a ojos cubiertos que despierta los demás sentidos. Al ingresar, te invitan a cubrirse los ojos y desde ese momento, comienza el viaje por tu imaginación. Diferentes sonidos, canciones, perfumes y objetos te van transportando por recuerdos de la infancia y diferentes paisajes. En mi caso, con la música caminé por la orilla de un río calmo, visité una aldea medieval, divisé esbeltos y elegantes caballos blancos que se acercaban a tomar agua, recogí flores de jazmín y di un paseo por el circo, las fiestas patrias de Pamplona y el carnaval de Gualeguaychú. Tras escuchar los mismos sonidos, otras personas visitaron cuevas, vieron un amanecer frente al mar y jugaron con una cajita de música. Durante la segunda etapa, ya con los ojos abiertos y con una copa en la mano, uno disfruta de un concierto acústico en un ambiente chill-out que vibra con armonía y dulzura. La experiencia del Club del Silencio depende de uno mismo; de la permeabilidad y predisposición de cada persona a sensaciones nuevas, las experiencias vividas y la imaginación de cada uno. Personalmente reviví imágenes de viajes olvidados, sensaciones dormidas y sonrisas apagadas. Si están en Buenos Aires...
Adriana Grinberg, incentivadora de creatividad en acción

Adriana Grinberg, incentivadora de creatividad en acción

Escrito por: Stella Bertetta (Buenos Aires, Argentina) Adriana Grinberg, es la directora de El Ojo de la Verdad. Ejerce la docencia y dirección teatral, vinculando diversos estilos del lenguaje actoral al desarrollo expresivo, creativo y artístico del actor. Desestructurando las nociones que solemnizan al teatro como un método rígido y dando lugar a la experimentación, aprendizaje y creatividad, propone al tallerista recorrer experiencias del ejercicio actoral para dar herramientas al talento y deseo, la capacidad de expresar en acción su universo y potencial. Puedes encontrar info relacionada con ella, sus talleres y obras, en http://www.adrianagrinberg.com.ar/ Desde tu taller han surgido varias obras a lo largo de los años. ¿Nos dirías cuáles y de qué trataban? Son muchas… “Ejercicio País”, en el 2002, cuando el país estaba en plena crisis, “Improvisación Teatral”, “en Sala420”, “Quién mató a María Marta”, “Conventillo”, “Neosainete”, “Depto8”, “La Ferretería”… Todas tratan sobre personajes con conflictos y devenires sencillos de la gente nuestra, de lo que conocemos… Estas piezas surgen del entrenamiento en el taller, como una forma de ir construyendo el oficio de actuar mientras se aprende… Hace años te dedicas desde tu taller, a enseñar los procedimientos del teatro aplicados a la improvisación teatral. ¿Por qué improvisación? ¿Qué le da al actor? La improvisación teatral es el principio de la actuación. Un actor que no entrena con improvisación, difícilmente pueda componer personajes o asumir la textualidad de la escena como un lenguaje, que tiene convenciones y procedimientos que orientan al actor para poder narrar, en términos actorales, su talento y deseo de actuación. Es el momento en que el actor descubre lo que tiene...
Lutherapia, Música y humor para combatir la seriedad

Lutherapia, Música y humor para combatir la seriedad

Veredicto de Vita: El show de los Les Luthiers en el Grand Rex de Buenos Aires, Argentina derrochó creatividad de principio a fin. Al ingresar al teatro, recibimos el programa de la función con el que nos divertimos dando vuelta las páginas hasta que comenzó “Lutherapia”: girando las páginas rápidamente con el pulgar los integrantes de Les Luthiers se movían de adelante hacia atrás y luego volvían hacia adelante. Marcos Mundstock abrió la escena como terapeuta de Daniel Rabinovich, quién se encontraba afligido porque debía escribir un ensayo sobre el “conocidísimo” compositor Mastropiero y sólo lograba frustrarse. A través de sueños surrealistas de caballeros de las cruzadas y arcángeles, novios despechados, jóvenes que se dedican a la epistemología y el nacimiento del anticristo, el elenco ayuda a resolver problema del pobre Rabinovich. Lutherapia es una obra inigualable donde Les Luthiers entrelazan ingeniosamente humor, actuación y música. Despliegan arte y metáfora con cada palabra y virtuosismo con cada una de las notas que dejan salir de los instrumentos que ellos mismos construyeron. Uno de los instrumentos que más me sorprendió fue el de Jorge Maronna, quién logró musicalizar la escena con pelotas de goma. ¡Absolutamente brillante! Es una obra de humor inteligente y talento que logra robarle risotadas hasta a los más discretos. [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=GKthksRjWDo&w=480&h=385] Videos del show: [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=d4Q_4vegwtg&w=480&h=385] Actos/Canciones: El cruzado, el arcángel y la harpía Dolores de mi vida Pasión bucólica Paz en la campiña Las bodas del Rey Pólipo Rhapsody in balls El flautista y las ratas Dilema de amor Aria agraria El día del final Elenco: Marcos Mundstock (terapeuta) Daniel Rabinovich (paciente) Carlos López Puccio (caballero de...
Fuerza Bruta en Buenos Aires: Delirio hecho realidad

Fuerza Bruta en Buenos Aires: Delirio hecho realidad

Veredicto de Vita:   “Es hermoso ver que a alguien se le haya ocurrido y haya puesto en escena semejante locura”. El espectáculo no tiene nada de Fuerza Bruta; es más bien energía y potencia contrastada con armonía y delicadeza. Es un show original y totalmente impredecible; aunque carece de trama, uno disfruta de pie cada segundo y lo interpreta a su manera. Antes de que los actores entren a escena, dos chorros de humo y luz rompen el silencio y la oscuridad. En ese momento, los acomodadores aprovechan la sorpresa para redistribuir al público e ingresar la plataforma donde un actor/acróbata camina desesperado vestido de traje. Es una imagen potente, sobretodo para aquellos que viajamos diariamente al trabajo, apurados y apretados, impulsados por esa aceleración innecesaria en la que nos embarcamos todas las mañanas; sorteando “obstáculos” diversos y corriendo para poder alcanzar “nuestros objetivos” y no llegar tarde a nuestro “destino”. Luego de ésta frenética carrera, las luces se apagan y la atención se desvía a un costado del predio donde dos mujeres corren por los cielos como sueños que intentan escapar del mundo de las ideas para convertirse en realidad, lamentablemente sin éxito, ya que el “oficinista” vuelve a la carrera. Después, los actores bajan del escenario y comienzan a interactuar y bailar con el público transmitiendo su energía a todos los espectadores. Repentinamente, esa excitación es aplacada por el delicado despliegue de una bailarina acuática que se contorsiona sobre las cabezas de los espectadores anonadados; más tarde, esa sorpresa se acentúa aún más cuando la pileta con las bailarinas baja para que todos puedan tocarla con...
Arte de la Mano de Darín, Palacios y Mazza

Arte de la Mano de Darín, Palacios y Mazza

Veredicto de Vita ¿Qué es el arte? ¿Cómo se evalúa? ¿Quién establece qué es bueno o malo o lo define como arte vanguardista? Justamente esto es lo que plantean los tres protagonistas de Art, la comedia de Yasmina Reza, en el Teatro Tabaris de Buenos Aires, Argentina. Sergio (Germán Palacios) compra un cuadro blanco con líneas “un poco menos blancas” sobre un fondo blanco. Iván (Ricardo Darín), su amigo veleta, expresa su amor por la obra para no ofender a su amiga, mientras que el sínico amigo Marcos (José Luis Mazza) lo clasifica como una “mierda”. La trama es absurda y simple a la vez y el cuadro actúa como disparador de discusiones y alianzas que expone lo más oscuro, honesto e hipócrita de cada uno de los personajes. Es una obra plagada de conflictos presentados con una ironía inteligente que hace que no puedas parar de reírte. Además uno se siente identificado con los personajes, todos tienen un poquito de algún amigo; todos tienen un poquito de uno. Es una sátira a la hipocresía, la tolerancia y la amistad incondicional; la amistad que muta aún cuando no queremos hacernos cargo. La obra se estrenó por primera vez hace 10 años y hoy en día, cada vez que abre el telón, la sala llena se encuentra llena. Esto demuestra que mi crítica favorable, no son palabras vacías, sino que realmente se trata de una obra de calidad. Hablando de calidad, quiero dedicar unas palabras a Ricardo Darín, quien a pesar de haber ganado un oscar la semana anterior por “El Secreto de Tus ojos”, se presentó tranquilo y sencillo....
Página 19 de 19« Primera...10...1516171819

Pin It on Pinterest