Los colores que alegran la lluviosa Bogotá

Los colores que alegran la lluviosa Bogotá

Texto y fotos: Laura Vaillard Los que hacen tiempo que siguen el blog, saben que tengo una especial afición por los grafitis. Durante los últimos años hemos recorridos los museos al aire libre de Buenos Aires, Argentina, San Pablo y Rio en Brasil, Londres, Granada y Córdoba en España, Estados Unidos, Lima, Perú, Montevideo, Uruguay, y Berlín, entre muchos otros. Esta vez es el turno de los colombianos. A continuación, les muestro cómo los bogotanos colorean su ciudad para alegrarla en los tan frecuentes días de lluvia. Estos grafitis se ven cuando uno camina por la zona de La Candelaria en el centro de la capital...
Parque agropecuario Panaca: los animales y los niños más cerca que nunca

Parque agropecuario Panaca: los animales y los niños más cerca que nunca

Texto y fotos: Laura Vaillard Los animales son hermosos. Los que tenemos mascotas lo sabemos. Nos hacen compañía, nos alegran, nos tranquilizan. Sentimos una necesidad de estar cerca de ellos, pero a veces no lo hacemos de la mejor forma. El Parque Panaca, en la región cafetera ubicado en Armenia, Colombia, me generó sentimientos contradictorios. Ellos se definen como el primer parque temático agropecuario en el mundo y el más grande en Latinoamérica. Allí uno puede ordeñar vacas, darle de comer a los cabritos y avestruces, acariciar conejos, estar cerca de vacas, chanchos y caballos, entre muchas otras cosas. Durante el recorrido de 2,8 kilómetros uno puede interactuar con casi 4.500 animales divididos en diferentes estaciones. Es una experiencia de granja interesante, en especial para los que viajen con niños. El lugar está muy limpio, los cuidadores está muy pendientes de los animales y las instalaciones están muy bien conservadas, pero no deja de darme un poco de tristeza ver a los animales encerrados. Para los menos amantes de los animales, también hay stands de comida distribuidos a los largo del parque y opciones de aventura como hacer capony por sobre la selva a través de 5 estaciones. ¡Esa sí fue una experiencia llena de adrenalina! ¡Volar a grandes velocidades por encima de los árboles no tiene nombre! Libertad hecha deporte. Por lo tanto, si tienen niños pequeños, puede resultar una jornada reveladora (sobre todo si son chicos de ciudad con poco contacto con la naturaleza), sino, la dejaría pasar y aprovecharía para explorar más el mundo del café.   Dónde queda: Panaca Línea en Colombia: 01 8000 123999...
Realismo mágico hecho café

Realismo mágico hecho café

Escrito por: Laura Vaillard El realismo mágico, ese movimiento impulsado por el colombiano Gabriel García Márquez que muestra lo irreal o extraño como algo cotidiano y común, es más bien una realidad cuando visitamos la tierra del escritor. Sobre todo en el Eje Cafetero, la zona de mayor producción de café colombiano, donde a cada instante, la naturaleza te regala paisajes que parecieran haber sido pensados por Dalí. Selvas que se apoderan del infinito y árboles que batallan entre sí para llegar al sol, algunos estrangulándose mutuamente y otros doblándose y zigzagueando para sortear edificios y otros obstáculos impuestos por el hombre. Montañas que se esconden tras la neblina para crear paisajes oníricos donde cuesta entender dónde termina la tierra y comienza el cielo. Flores de colores que parecen haber sido lustradas por manos mágicas antes de nuestra llegada, hojas cuyos tallos brillan en la oscuridad y hojas de colores que compiten con la belleza de las flores y resaltan entre la verde maleza. Cuando uno toma una taza de café, disfruta del aroma y del sabor. Algunos afortunados pueden hasta deleitarse moliendo los granos tostados, pero resulta imaginar todo el trabajo que hay detrás hasta que el café llega a ese pequeño pocillo y el paisaje mágico donde crece esta planta.   Del cafetal al pocillo de café La primera tarde, realizamos un tour organizado por Café Inspiración de la Hacienda Combia en Armenia, Colombia. Comenzamos el recorrido con una cata de café para poder comprender mejor lo que veríamos a continuación. Lo olimos, sentimos sus aromas y probamos distintas variedades para aprender a diferenciar un buen café...
El riesgo es que no puedas parar de mirar

El riesgo es que no puedas parar de mirar

Basta una recorrida por las irregulares calles de Bogotá para darse cuenta de que no es una ciudad más. Y justamente el encanto está ahí, en las calles y las paredes que la decoran. Al igual que el buen café, el arte callejero está por todas partes. Con mayor o menor organización, allí viven miles de grafitis y murales que fascinan al local o al viajero que visita la capital colombiana. Los diversos artistas, técnicas y diseños se ven unidos de manera mágica por una enorme calidad. Las voces pueden variar, pero el mensaje es uno solo: acá estamos y tenemos algo qué decir. Y si, dije voces, porque en Bogotá las paredes gritan; así que lo importante es tomarse el tiempo para escuchar y al instante oír los miles de colores que juegan con el cielo gris bogotano. Una buena idea es caminar por el Barrio La Candelaria, y si es con una cámara en mano, mucho mejor. Allí las obras de arte urbano son vecinas ilustres y momentáneas de casas coloniales, ventanas enrejadas, portones tallados y techos de tejas rojas.  La convivencia parece ser buena y el que gana es el que mira, aún con el riesgo de no poder parar. Ahora sí, con los ojos llenos de colores, llega el momento de una pausa y claro, de un rico café. Mientras tanto, los dejo con mis fotos. Por Gustavo de Dios    Artículos relacionados: Grafitis en San Pablo, Brasil Grafiti: Arte urbano cuenta lo que las pareces callan Arte callejero: una nueva forma de hacer turismo Expresión Urbana: Grafiti, ¿Arte o Valdalismo? Berlin: Grafitis en acción Los...
¿Cómo preparar una buena taza de café?

¿Cómo preparar una buena taza de café?

Por: Laura Vaillard ¿Qué sería de nosotros sin café? ¿Cómo arrancaríamos las mañanas? ¿Cómo lograríamos despabilarnos luego de largas horas frente al volante? Es difícil imaginarnos un mundo sin esta aromática bebida. Sin embargo, también hay que reconocer que somos muy exigentes a la hora de llenar nuestras tazas y no nos da igual cualquier café. Por eso hay quienes prefieran el café colombiano, panameño, brasilero, entre los más populares. Hace poco, cuando estuve en Colombia, traje un brochure de Juan Valdéz que explica cómo preparan su café: Se recolectan sólo los granos maduros Se despulpa el mismo día de la relolección Los granos permanecen en reposo durante la fermentación Antes de secarse se lavan con agua limpia para retirarles los restos de mucilago que quedan en los granos Se exponen el grano al calor solar para reducir la humedad Una vez seco, el grano se empaca en sacos limpios para ser trasladados Se retira la cáscara que cubre el grano para poder seleccionar y clasificar el café Se tuesta el grano para exaltar su aroma y sabor Allí también explicaban qué elementos definen el café? Aroma: su olor Acidez: se relaciona con el grado de suavidad del café; cuánto más ácido, más suave es el café Cuerpo: sensación de densidad y textura de la bebida Perdurabilidad: permanencia del sabor en la boca Secretos de Juan Valdéz para preparar una buena taza: Calidad del agua: buena calidad de agua libre de impurezas Tiempo de preparación según el tipo de molienda: Grueso: 6-9 minutos Medio: 4-6 minutos Fino: medio minuto a 1 minuto Proporción de agua-café: 6-7 gramos (una cucharada)...