El Colectivo ES Argentino: La Historia de su Invención

El Colectivo ES Argentino: La Historia de su Invención

“¿Saben que el colectivo es un invento argentino?” repetía orgullosa, aunque un poco incrédula durante mis viajes. Aunque nunca había podido conseguir datos concretos para sustentar mi frase, siempre la repetía como un hecho… hasta que por casualidad encontré el artículo “De los colectivos” escrito por Federico Recagno en el volumen número 44 de Diciembre 2006 de la Revista Todo Control de la Obra Social del Personal de los Organismos de Control, que avala que el colectivo efectivamente ES argentino.

 

Según el artículo, en 1920, unos taxistas se reunieron en un bar de Av. Rivadavia en Buenos Aires para idear un nuevo medio de transporte que les permitiera movilizar más pasajeros a la vez para poder contrarrestar el alto costo de los taxímetros.

Recagno afirma que el primer auto-colectivo, con “capacidad para cuatro pasajeros sentados atrás, tres en los trasportines, uno al lado del chofer,” circuló por Buenos Aires por primera vez el 24 de septiembre de 1928. El viaje costaba entre 10 y 20 centavos y su recorrido comenzaba en Primera Junta, pasaba por Plaza Flores y finalizaba en Lacarra y Rivadavia, a la ida, y realizaba el mismo camino a la inversa a la vuelta.

Con el tiempo este medio de transporte se hizo cada vez más popular, se incorporaron coches más grandes que admitían mayores números de pasajeros y se designaron nuevos recorridos. El auto-colectivo fue evolucionando hasta llegar al colectivo que conocemos hoy, para el cual el tintineo de monedas en nuestros bolsillos es indispensable.

 

Curiosidades de colectivos:

  • Tulio Montaña = primer pasajero de colectivo.
  • Corina Milianazzi = recibió el primer boleto de colectivo impreso.
  • Bondi = nombre que utilizan los porteños para referirse al colectivo; proviene de la palabra portuguesa “bondinho.”

Notas relacionadas:

Che Moneda, http://www.franzorock.com.ar/

Tintineo de Monedas, Infaltable en Buenos Aires

Seguime en:

lvaillard

Vida Surrealista de Un Viajante Sin Guía

Deja una respuesta