La muerte del Señor Smith, teatro independiente a la altura de los grandes

La muerte del Señor Smith, teatro independiente a la altura de los grandes

Por: Laura Vaillard

Si, confieso: soy una fiel admiradora del talento. Sea en pintura, escritura, teatro, música, danza, u arquitectura, admiro a todas las personas talentosas.

Por eso mismo no me caso con un género y disfruto por igual, aunque cada cosa en su momento, a artistas tan variados como Dream Theater, Bob Marley (reggae), Sabina y Tim McGraw (country), por ejemplo.

Muchas veces reniego de Buenos Aires, de la velocidad con la que se vive, de la violencia de la sociedad (que cada vez aumenta más), de la alta taza de robos, de la falta de respeto de muchos de sus habitantes que tiran la basura por la calle, estacionan en cualquier lugar y no respetan a los peatones… Sin embargo, por otro lado, Buenos Aires tiene una diversidad cultural que no se encuentra en muchos otros lugares. Es cuestión de saber buscar, saber escuchar y saber observar.

El arte está por todos lados: Lo podemos escuchar a través de los músicos callejeros cuando tomamos el subte y observar en los grafitis que alegran las paredes de la ciudad cuando vamos en el colectivo. También lo vivimos cuando tomamos clases con apasionados profesores o cuando vamos al teatro a ver a consagrados artistas como Darín.

La semana pasada fui a ver La Muerte del Sr. Smith y reafirmé aún más mi gusto por las cosas bien hechas. Antes de ver la obra, pensé, erróneamente, que se trataba de una adaptación de una obra inglesa. Sin embargo, después descubrí que es una obra 100% argentina.

Durante la obra de humor detectivesco situada en los años 50, el detective Bevilaqua y su asistente, la Señorita Amuchastegui, intentan descubrir quién asesinó al Sr. Smith.

“Desde pequeño siempre me gustaron las historias de detectives, como Dick Tracy, donde a través del suspenso y el humor se intenta resolver un caso. El teatro, además es para mí un juego, un juego contado de verdad, donde el actor debe dejar aflorar aquel niño que lleva adentro y encontrarse inmerso en aquel mundo tan lleno de fantasía, como de imaginación, de sensaciones diversas, de creación. Este vínculo tan particular que, desde hace años, tengo con el quehacer teatral, me impulsó a llevar a escena justamente aquello que me gustaba en mi infancia, cuando todo era un juego interminable. A veces al volvernos adultos, perdemos esa capacidad tan bella de sorprendernos: esto es, desde mí, una de las cuestiones más lindas del teatro; cada escena es una novedad única e irrepetible, por eso el teatro está siempre vivo, y el niño-actor se anima a “jugar”, ya que cada instante se vuelve mágico. Son todos estos motivos los que me llevaron a escribir esta obra; para completar el círculo del juego. Justamente, uno de los espacios más lúdicos que tuve cuando fui niño,” explica el autor de la obra, David Paez a Comentemos.com.

Se trata de una obra muy original y divertida en un pequeño teatro independiente de Buenos Aires; es uno de esos tesoros que descubres de casualidad, pero que disfrutas inmensamente.

La muerte del Señor Smith

Teatro Vera Vera, Vera 108.

Viernes: 20.30 hs. se estrena

Género: Humor y suspenso

Escrita y dirigida: David Paez

Vestuario: Deborah Santiago

Escenografía: Paula Picciani

Diseño de luces: David Paez

Música original: Pablo Meites

Fotografía: Guido Adler

Elenco: Lucas Balducci (Bevilaqua), Camila Boero (Amuchastegui), Ezequiel Grimberg (Señor Smith), Pablo Meites (Numbers), Carla Viola (Juliet), Natalia Aranda (Susan), Fernando Peralta (José) y Mariana Mathesius (Viuda)

Entrada: $30.- (Estudiantes y Jubilados $25.-)

Prensa: Silvina Pizarro

Artículos relacionados:

Arte de la Mano de Darín, Palacios y Mazza

Fuerza Bruta en Buenos Aires: Delirio hecho realidad

Lutherapia, Música y humor para combatir la seriedad

“Los 39 escalones”, una persecución que da risa

 

 

Fuente foto: Comentemos

1 comentario

Deja una respuesta


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/vidasurr/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669