Consejos Para Viajar Barato

Consejos Para Viajar Barato

Texto y Fotos: Melina Softa

Muchas personas deciden no viajar por el presupuesto que supone, pero la realidad es que recorrer el mundo es tan caro como uno quiere que sea, ya que cada vez hay más alternativas, y el “viajar es caro” pasó a ser un mito. Por supuesto, si lo que se desea es descanso y confort, la situación es distinta. Pero en el momento de conocer lugares, los gastos pueden ser realmente bajos si se prescinde de aquellos innecesarios. A continuación, les ofrezco una serie de consejos para ahorrar en tus viajes.

En la primera entrega, vamos a contarte cómo conseguir formas baratas de viajar.

¿Cómo llegar?

Lo más caro en el momento de viajar, es moverse de la ciudad de origen al destino. Si se viaja dentro del país o del continente, lo mejor es hacerlo en autobús o tren. Para viajar entre continentes, por el contrario, se necesita avión, y los pasajes suelen ser caros.

Algunas aerolíneas ofrecen la posibilidad de tildar “flechas flexibles” en la búsqueda de vuelos, lo cual te permite comparar la diferencia de precio entre diversos días. Comprarlo con tiempo también es clave, ya que los valores suben a medida que se acerca la fecha de salida. A su vez, no hay que ser impacientes, sino esperar a que salgan ofertas. A veces, las agencias o las mismas aerolíneas sacan promociones o proponen comprar el billete en doce cuotas o más sin interés. Viajar en días hábiles y en temporada baja es más barato, tanto para el pasaje de avión como para el alojamiento.

Para moverse entre ciudades de un mismo continente: las aerolíneas low-cost, suelen ser la opción más barata, en especial si se sacan con tiempo y con alguna escala. El secreto es llevar poco equipaje (fijarse en cada aerolínea las medidas permitidas; suelen ser diez kilos), para no pagar sobrepeso y poder llevarlo en la cabina. El negocio de estas empresas está en esos “gastitos extra” que pueden hacer que el pasaje termine saliendo lo mismo que en una aerolínea normal. Por lo tanto, informate con tiempo.

Si viajás por Europa, existen muchas aerolíneas que ofrecen vuelos económicos incluyendo: Easyjet, Wizzair, Amadeus.net, Vueling, Ryanair, Airberlin, Aireuropa, Tap, Skyscanner y eDreams, entre otras.

En Asia también existen aerolíneas low-cost como: AirAsia, Bangkok Air, Nok Air, Jet Star, Lion Air, Silk Air, Orient Thai, FireFly, y Tiger Aiways, entre muchas otras. Si estás por ir a Asia, puedes visitar el portal de Experiencia en Asia y encontrar el listado completo con comentarios de cada una de ellas.

En caso de viajar en tren, cuyas ventajas son numerosas (no hay tiempo de espera como en el aeropuerto, las estaciones suelen estar en el centro de la ciudad, los paisajes son muy lindos, podés hacer tramos nocturnos y ahorrar el hotel), hay empresas como Eurail que ofrecen paquetes de viajes más económicos, aunque siempre conviene corroborar que los boletos por separado no sean más baratos. Otra opción son las tarifas anuales multidestino, Round-The-World, que ofrece tanto Oneworld Explorer (varía según la cantidad de continentes) como Global Explorer (se cobra según la distancia viajada).

Hacer dedo: es una alternativa gratuita, aunque no para todos. Hay países en los que es muy común, y es cuestión de minutos hasta que algún buen samaritano te levante. De todas formas, siempre sean precavidos.

Auto compartido (car pooling): es una opción que se está usando mucho, especialmente en Europa. Hay páginas como BlaBlaCar que establecen un canal de comunicación entre un conductor que tiene lugar en su auto, y un viajero que quiere ir de un punto A a un punto B. Sale más barato que el tren o el autobús.

Viajar en barco a cambio de trabajo: si la ocasión lo amerita, hay páginas como Find a Crew que se dedican a esto.

Para moverse dentro de la ciudad: siempre promuevo la filosofía “caminando se conoce mejor”, y siempre lo voy a hacer. En primer lugar, es gratis. Y en segundo, a pie se llega a sitios que no se pueden conocer desde un auto.

La segunda mejor opción es la bicicleta. En el caso de las ciudades grandes, el transporte local siempre es lo más económico y cómodo.

También es conveniente utilizar el transporte público, en especial los días de lluvia o cuando hace mucho frío. Generalmente hay abonos turísticos, por día, por semana, por cantidad de viajes, o por mes, y salen mucho menos que comprar por viaje.

¡Traten de evitar los taxis! Suelen ser el medio de transporte más caro. En casi todos lados, hay trenes, subtes o buses que te llevan, incluso, hasta el aeropuerto. En caso de que no haya, es conveniente reservar con anticipación un shuttle, son más baratos que los taxis, y te suelen llevar hasta la puerta de tu hotel.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/vidasurr/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669