Caesaria, el recuerdo de la grandeza de una sucesión de imperios

Caesaria, el recuerdo de la grandeza de una sucesión de imperios

Caesarea (קֵיסָרְיָה en hebreo) es una ciudad ubicada a mitad de camino entre Tel Aviv y Haifa, aproximadamente a 45 km de cada una.

Los inicios de Caesarea

Caesarea es la ciudad que une la historia con la modernidad. Allí se narra la historia de su creación como Caesaria Marítima, construida por Hérodes el grande alrededor de 25-12 AC en honor al gran emperador César Augusto  con el fin de ganarse la admiración de los líderes del Imperio Romano. Se trataba de una magnífica obra arquitectónica con mercados, amplias calles, baños públicos, templos e impresionantes edificios públicos.

Se dice que Hérodes era un aficionado por la cultura y los deportes, por eso cada cinco años realizaba competencias deportivas, luchas de gladiadores, carreras de carruajes dirigidos por caballos y obras de teatro con vista al Mar Mediterráneo.

Un poco de historia

Caesaria supo ser una de los puertos más prósperos del Imperio Romano, y funcionó como la capital de Palestina Prima durante el Período Bizantino. En el siglo VII fue conquistada por los musulmanes, quiénes también la adoptaron como un importante centro de intercambio de bienes y negocios.

Después vinieron las Cruzadas, ese período militar impulsado por el papa que buscaba la cristianización de los pueblos. Cada uno de estos grupos destruía el templo principal de la ciudad para erigir uno aún más imponente donde venerar a sus dioses y practicar su religión.

Caesarea actual

Es uno de los únicos puntos turísticos del país manejado por una organización privada, en este caso la Caesarea Development Corporation. Allí se pueden ver las ruinas de la grandeza de esta ciudad, entremezclados con reconstrucciones y edificios nuevos que simulan las antiguas ruinas para mantener la armonía del lugar. Entre los edificios que se conservan, podemos visitar el Teatro Romano (que puede albergar hasta 4.000 espectadores), el Placio Coral, el Hipódromo, el Portal de las Cruzadasm, entre otros.

En las ruinas que siguen en pie actualmente en Caesarea se puede observar la influencia de las Cruzadas en las construcciones, en especial en el grosos de las paredes y la forma de los arcos. Además de ser destruida por los diversos grupos de conquistadores, la ciudad también fue devastada con frecuencia por fuertes terremotos.

En 1884 un grupo de inmigrantes de Bosnia establecieron una pequeña localidad de pescadores cerca de la ruinas. En 1940, se estableció el kibutz Sdot Yam aledaño a dicho asentamiento. Años más tarde, Edmond James de Rothschild y su Fundación contribuyeron grandes sumas de dinero para fomentar el crecimiento de la ciudad, su educación y desarrollo cultural.

Uno de los monumentos más impresionantes que sigue en pie es el Teatro con vista al Mar Mediterráneo. Sus gradas y su acústica siguen intactas y es un excelente lugar para imaginar como habría sido disfrutar de las obras romanas en una noche de verano con esa vista espectacular de fondo.

El centro turístico de Caesarea también incluye bares, tiendas de ropa y recuerdos, museos y un pequeño anfiteatro donde pasar una película de 10 minutos que resume la historia de la ciudad. Si tienen un tiempito, les recomiendo ampliamente tomarse el tiempo para mirarla.

Se trata de un recorrido muy interesante para entender el pasado y apreciar el presente con una vista al Mediterráneo que te dejará sin aliento.

Deja una respuesta