Ein Hod, la colonia de artistas de Israel

Ein Hod, la colonia de artistas de Israel





Fotos y texto: Laura Vaillard

En muchos lugares en los que he estado se repite el mismo patrón: los artistas se mudan a partes de la ciudad apartadas o venidas a menos y las convierten en uno de los lugares más hip de la ciudad. Este es el caso de Brick Lane en Londres, Neve Tzedek en Tel Aviv o Ein Hod cerca de Jaifa en Israel.

Ein Hod (En hebreo: עֵין הוֹד) es un pequeñísimo poblado de tan solo 559 habitantes ubicado sobre una colina cerca de la ciudad de Jaifa, al norte de Israel. Sus habitantes, en su mayoría artistas, se inspiran cada mañana con la vista a extensos campos de olivos y el Mar Mediterráneo.

Inicialmente, la ciudad formó parte del Imperio Kurdo, luego pasó a manos del Imperio Otomano, hasta que a finales del 1800 se formó una villa palestina bajo el control el Mandato Británico. Tras la guerra árabe-israelí de 1948, los palestinos fueron desplazados y se mudaron a otro lugar muy cerca de allí de llamaron Ein Hawd.


Recién en 1953 la ciudad de transformó en el refugio de artistas que se conoce hoy en día, gracias al esfuerzo de Marcel Janco, quién además de convencer a las autoridades de no destruir el poblado, los persuadió para que lo dejaran construir allí una comunidad de pintores, escultores, fotógrafos, joyeros y músicos.
Algunos de sus artistas más ilustres incluyen a la escritora y arqueóloga americana Nora Benjamin Kubi; Ursula Malbin, conocida por sus estatuas de bronce; el artista multimedia Avraham Eilat; y la escultora Dina Merhav que hace arte con desechos de máquinas industriales, entre muchos otros.

Actualmente, Ein Hod cuenta con 14 talleres, 22 galerías y 2 museos abiertos al público, incluyendo el Museo Nisco de Música Mecánica, dedicado a antiguos instrumentos musicales coleccionados por Nisan Cohen por 40 años). También operan numerosos restaurantes, incluyendo la antigua mezquita que fue convertida en un bar-restaurante y una parrilla argentina.

Es un lugar muy interesante para pasear y descubrir con o sin mapa, ya que cada rincón tiene algo nuevo para mostrar y sorprender a aquellas personas de corazones curiosos.

Deja una respuesta