Colonia Americana, el secreto mejor guardado de Tel Aviv

Colonia Americana, el secreto mejor guardado de Tel Aviv


Texto y fotos: Laura Vaillard

Conocer lugares siguiendo el instinto curioso es una maravillosa forma de viajar y descubrir lugares increíbles. Impulsada por esa sensación, siguiendo la cruz de una iglesia, fue que llegué a la Colonia Americana de Tel Aviv.

La Colonia Americana es probablemente uno de los secretos abiertos mejor guardados de Tel Aviv, un lugar que no figura en la mayoría de las guías turísticas y pocos visitan cuando vienen a la ciudad. Si no fuera por la cruz que me guió hasta allí no se me habría ocurrido nunca ir a visitarla ya que nunca había escuchado hablar de ella. Sin embargo, tiene un look and feel y una historia muy particular y vale la pena darse una vuelta.

La Colonia Americana (המושבה האמריקאית–גרמנית en hebreo), también conocida como Adam’s City, es una zona residencial, ubicada al sur de Tel Aviv, entre Jaffa y y Neve Tzedek, entre las calles Rechov Eilat y Rechov haRabbi. Fue fundada en el siglo XIX por un movimiento cristiano-protestante de Maine, Estados unidos, liderado por George J. Adams y Abraham McKenzie. Allá por 1866 comenzaron a construir casas de madera pre-fabricadas, pero debido al Imperio Otomano que gobernaba la zona en aquel entonces, muchos colonos decidieron volver a su ciudad natal.

Fue entonces cuando el protestante alemán Peter Martin Metzler compró muchas de las propiedades de la zona y se las vendió a personas provenientes de Württemberg (actual Alemania) quiénes seguían las creencias del movimiento templario liderado por Georg David Hardegg quiénes buscaban redimir la Tierra Santa a través del trabajo duro. Hacia 1874, debido a una pelea interna de los líderes, muchos templarios dejaron el lugar, y los residentes de la congragación evangélico-protestante tomaron control y en 1904 construyeron la Iglesia de Emanuel (Immanuel Church), que sigue en pie hasta el día de hoy. De hecho, fue su cruz la que me atrajo hasta allí.

Todos vivían en paz hasta 1917, cuando los británicos tomaron control del territorio y expulsaron a todos los residentes con pasaporte alemán. Únicamente algunas personas mayores, mujeres y niños recibieron el permiso de permanecer allí bajo la supervisión británica. En 1920, se les permitió a los hombres regresar, pero con el inicio de la Segunda Guerra Mundial fueron expulsados nuevamente.

En 1948, tras la creación del Estado de Israel, el gobierno se apropió de muchas de estas propiedades alemanas consideradas “propiedad del enemigo” como parte del resarcimiento por los daños causados a personas judías.

Luego de muchos años de descuido, los descendientes de los pobladores originales de Maine comenzaron obras de restauración de las propiedades hasta convertirlas en las hermosísimas casas que se pueden ver hoy en día.

 

Algunos de los edificios más interesantes:

Beit Immanuel (Rechov Auerbach 8) actualmente funciona como un hostel. Allí también se dan clases de música y se realizan acciones para la comunidad.

Immanuel Church – una iglesia Lutherana con unos preciosos vitraux que aún se encuentra en funcionamiento.

Maine Friendship House (Rechov Auerbach 10) – En una pequeña casa de madera de estilo Nueva Inglaterra, para que los primeros colonos se sintieran como si nunca hubieran dejado su querido Maine.  Fue construida originalmente en 1866 y restaurada en 2002.

El Hotel de Jerusalén – (Rechov Auerbach 6) Fue el primer hotel de lujo fuera de Jaffa.

Deja una respuesta