Archivo de la categoría: asia

Por: Sabrina Lenoir (Argentina) Nuestro primer destino fue Varanasi. Ya habíamos estado ahí el año pasado pero teníamos muchísimas ganas de volver. Con su ruido, su amontonamiento de gente, polución, ceremonias religiosas, con el Ganges sagrado… todo seguía igual que siempre pero nunca dejo de sorprendernos. Volvimos a tomarnos un barquito al amanecer y recorrer los ghats (escalinatas) con gente bañándose en las orillas del río, vacas… basura. Volvimos a los crematorios (los “burning ghats”) que nunca paran de impactar, recorrimos callecitas y templos. Y cada noche como ritual antes de dormir íbamos al techo del hotel con un tecito para charlar sobre todo lo vivido y recordar momentos del viaje en la oscuridad y mirando los reflejos de lucecitas en el agua. Luego viajamos en tren a Amritsar, en Punjab, uno de los estados más ricos y limpios de la India y “casa” de los Sikhs. Los Sikhs son…

Leer más

La apariencia le ganó al contenido a la hora de comprar mi souvenir en Bali, Indonesia. No tenía ni idea a qué podía saber “Arak Beras”, la etiqueta del licor sólo decía “destilado de arroz y caña de azúcar.” Pero el diseño de la botella era tan enigmático y atractivo que no podía dejarlo en la góndola, debía llevármelo a casa.

Leer más

Artículo publicado también en el Suplemento de Viajes de Clarín: Malasia Con cada paso que daba aquellos hombres me desnudaban con sus miradas. Me sentía expuesta, desprotegida, vigilada por esas miradas posesivas. Esa noche, me encontraba incómoda caminando por la calles de Kuala Lumpur, un sentimiento inusual en una ciudad donde no hay que preocuparse por la inseguridad. Alguna vez me había sentido asqueada caminando por la ciudad, por el olor a excremento mojado que emana de las rejillas de los drenajes colocadas sobre las veredas, pero insegura jamás. Peculiarmente, Kuala Lumpur es la anfitriona permanente de tres culturas (malaya, china e hindú), que interactúan diariamente de manera pacífica. Según la Constitución Malaya, los bumiputras, son los verdaderos malayos, aquellas personas que “profesan el Islam, hablan bahasa melayu habitualmente, conservan las tradiciones malayas, y poseen por lo menos un padre nacido dentro de la Federación de Malasia antes de la…

Leer más

Ir al supermercado suele ser una rutina a la que no podemos escapar, y solemos dejarla para el fin de semana cuando tenemos más tiempo. Los malayos tampoco pueden escapar a esta tarea, por eso todos los sábados se arman mercados en diversas partes de Kuala Lumpur, Malasia donde los locales van a hacer sus compras. El primer mercado que visitamos era techado, con gallinas vivas atadas con un piolín verde como si fueran globos de cotillón dándonos la bienvenida, y pasillos zigzagueantes que asemejaban un laberinto atiborrados de baldes de pescado vivos, canastas de frutas y verduras frescas y bolsas de pescado seco salado que lentificaban el camino. El lugar era caótico pero tranquilo a la vez. Cada cosa parecía tener su lugar en aquel desordenado sitio y los vendedores hacían todo con meticulosa precisión: sacaban el pescado vivo con la mano de uno de los baldes azules colocados…

Leer más

Durante las vacaciones, a veces me gusta pasar unos días tomando sol en a la playa de un lindo hotel. Sin embargo, mi espíritu aventurero es más fuerte que yo y generalmente no consigo mantenerme quieta. Esta vez no fue la excepción. Aunque la playa era preciosa, y mi libro estaba interesante, no podía quedarme panza arriba todas las vacaciones; necesitaba descubrir la Bali escondida detrás de las palmeras del resort de esta isla indonesa. Bali: Playas con Muñecos de Nieve para Navidad Por suerte, no siempre la primera impresión es la que cuenta. De ser así, las vacaciones en Bali hubiesen resultado una negra noche mojada. A nuestra llegada nos dieron la bienvenida unos señores chaparritos con unos enormes paraguas para protegernos del aguacero que caía sobre nosotros, y unas linternas gigantes para romper la intensa oscuridad ocasionada por un apagón en la zona. Como no había nada que…

Leer más

Por: Laura Vaillard En diciembre cumplí el sueño de muchas mujeres: me fui de vacaciones a Singapur un sitio de tiendas ilimitadas donde uno puede pasar horas paseando, mirando vidrieras y comprando ropa. Mientras que muchas mujeres se hubiesen sentido en el paraíso en esa situación, yo me encontraba dentro de mi peor pesadilla: mirase por donde mirase sólo había centros comerciales. Como siempre, quería escapar de la zona turística para hablar con locales y aprender sobre la cultura y las tradiciones del país. Sin embargo, en esta cuidad-país-isla, en el sureste asiático al sur de la península Malaya, me fue practicamente imposible escapar de aquel laberinto de tiendas y personas con bolsas. Me imagino que debe existir alguna zona tranquila sin centros comerciales, pero considerando que en 1997 ya existían 19,800 tiendas de ropa, no me extraña que me haya sido tan difícil encontrar tranquilidad en este lugar. Para…

Leer más

Una noche, fui a comer a uno de estos pequeños restaurantes locales con un amigo de la universidad que llevaba tiempo viviendo en Pekin. Luego de un fallido intento descifrar los caracteres chinos del menú, nos dispusimos a explicarle a la mesonera lo que queríamos comer. Primero miramos alrededor para poder señalar al plato de otro comensal y pedir que nos trajeran lo mismo. Pero ya era tarde y todos habían terminado de comer y simplemente se veían botellas de cervezas sobre las mesas. Luego intentamos entrar a la cocina para mostrarles lo que queríamos. Pero obviamente el cocinero no nos dejó. Aunque en ese momento mi hambre nublaba mi mente ahora me pregunto, ¿Qué guardarán los chinos en sus cocinas? Nunca lo sabremos. En fin, al cabo de unos minutos de incomunicación, saqué un papel y un bolígrafo de mi cartera y me puse a dibujar nuestra orden. El…

Leer más

Pocas veces me sentí tan acompañada viajando sola. Sin importar a donde estuviese siempre se acercaban personas dispuestas a hablar conmigo para contarme acerca de sus familiares, para narrarme historias sobre los templos donde estaba parada, o para darme recomendaciones amorosas basadas en mi signo zodiacal. Parecía no importarles qué tenían para contarme o que les podía contar yo. Les bastaba con mi presencia. Cansada de caminar bajo el fulgente sol de Agosto y un tanto agobiada por la concurrencia de turistas en las galerías del Palacio de Verano que rompían la armonía del lugar y no te dejaban disfrutar de los frescos, me retiré a un rincón cerca de una zona en construcción a donde podía observar el lago, los parques y los edificios del Summer Palace en tranquilidad. Al cabo de unos minutos, una señora y su hija se acercaron a “mi rincón” para averiguar qué sección del…

Leer más

“A los hombres se los conquista por el estómago,” dice un famoso dicho popular. A los hombres… y a mi también. Bueno, en realidad no es así de fácil, pero no puedo negar que me encanta degustar nuevos sabores y siempre disfruto un buen plato. Para todos aquellos a quienes les gusta la saborear nuevas comidas tanto como a mí, les cuento que Pekín es el paraíso para la aventura culinaria. Esta cuidad te ofrece la oportunidad de elegir entre una inigualable lista de restaurantes que va desde la tradicional comida China, hasta Francesa, Italiana, Austriaca, Vietnamesa, Tailandesa, Tibetiana, y la lista continúa. Para mi sorpresa, cada uno de estos restaurantes ofrece deliciosas opciones que se asemejan a las recetas originales. La mayor parte de estos restaurantes se encuentran en las “western islands” y por lo tanto van acompañados de precios para extranjeros y asemejan los precios de restaurantes europeos.…

Leer más

China… China… China… A pesar de la frecuente presencia de noticias de este remoto lugar en los medios, China sigue siendo un misterio en todos sus aspectos. Nos imaginamos cómo sería pasear por una muralla que se ve desde el espacio, nos preguntamos si realmente comen alacranes y frecuentemente le hacemos referencia cuando estamos confundidos, especialmente en época de exámenes… Yo pensaba que al llegar a China, todo iba a cambiar, pero después de estar allí sigue siendo un misterio. Pekín es una de las ciudades más importantes de China. Sin embargo cuando uno está ahí se siente como en un pueblo grande… Caminando por las calles, encuentras gente esta sentada en la vereda jugando a las cartas, gente durmiendo la siesta en los parques, los bancos o cualquier lugar donde puedan sentarse y relajar la cabeza… (Se los juro, los chinos tienen la capacidad de dormirse de cualquier forma…

Leer más

80/80

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/vidasurr/public_html/wp-includes/functions.php on line 4609